Cultura

Ferrada: “La ópera ha pasado de vieja a ‘vintage”

Cultura

vigo

Ferrada: “La ópera ha pasado de vieja a ‘vintage”

Sebastián Ferrada, como Pinkerton (derecha), en “Madame Butterfly”.
photo_camera Sebastián Ferrada, como Pinkerton (derecha), en “Madame Butterfly”.

El tenor internacional llega a Vigo tras haber actuado en nueve países

n n n Sebastián Ferrada nació en Montevideo, aunque lleva desde 2008 afincado en Roma. Llega a Galicia por primera vez girando por nueve países para actuar el viernes en el teatro García Barbón como tenor en la ópera de Puccini “Madame Butterfly”, intervención de la que habló para este medio. 

¿Cómo es su personaje?
Pinkerton es un vividor. Tiene claro que con una posición y dinero se puede lograr cualquier cosa, sobre todo si eres un militar americano en un Japón apenas abierto al mundo. No lo veo en ningún caso como un personaje malvado sino más bien como una persona que no tiene conciencia real de las consecuencias de lo que hace. 
¿Qué dificultades técnicas tiene?
La principal dificultad es que, aunque no se note, se canta bastante y sobre todo de manera muy concentrada. Cuando se llega al duetto de amor del final del primer acto, después de haber ya cantado dos arias, hay todavía la parte más larga y difícil de la ópera y las fuerzas pueden flaquear. La escritura de Puccini no permite bajar en ningún momento la intensidad del canto del tenor porque su línea melódica va al unísono con los bronces en muchos pasajes y es una competencia muy dura.
¿Cómo prepara su voz para afrontar las funciones?
Más que preparación hace falta experiencia para saber dosificar la voz y no dar en exceso donde no se necesita. Por lo demás muchas horas de sueño, algunos ejercicios fonoaudiológicos y mucha técnica para no cansarse inútilmente.
¿Qué importancia le da un cantante de ópera a la interpretación?
La interpretación es todo. Para muchos el canto se ha convertido en una competencia técnica. Lo particular de las historias que se cuentan en la ópera no viene dado porque sean cantadas, sino lo que les pasa a sus protagonistas. En la ópera, somos actores que cantamos; no debemos demostrar que sabemos cantar sino contar bien las experiencias de nuestro personaje.
¿La ópera se está popularizando con respecto al público? 
La ópera es un arte extraño. Surge en Italia como algo muy popular y pensado para el gran público. La crean músicos y escritores que dictan la moda y los gustos contemporáneos hasta bien entrado el siglo XX. Entonces los intelectuales de la música la complejizan y la alejan de lo popular. Es ahí cuando comienza a verse como algo viejo y elitista. En los últimos años ha comenzado a pasar de vieja a ‘vintage’ y eso está muy bien porque genera más interés y se acerca nuevamente al gusto masivo para el que fue pensada.n