VIGO

Cien obras desde Picasso a Barbi

La sala de exposiciones de Afundación acoge hasta el 30 de diciembre una selección de cien piezas de las 1.300 de la colección de Abanca con artistas gallegos, españoles e internacionales de primer nivel

Afundación acogió ayer la inauguración de  la exposición de la colección de Abanca. Arriba el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, ante el Kandinsky junto a Francisco Botas, consejero d
Afundación acogió ayer la inauguración de la exposición de la colección de Abanca. Arriba el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, y la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, ante el Kandinsky junto a Francisco Botas, consejero d
Cien obras desde Picasso a Barbi

Afundación inauguró ayer una exposición soberbia, “Tradición, cambio e innovación”, con una progresión de artistas de primer orden. Distribuida con un discurso cronológico, comienza con un dibujo de Picasso, realizado durante su infancia en Coruña, en 1895. El genio malagueño firma otra  obra más, incluida en pleno cubismo “Perfil en la ventana”. Enfrentada a ella, dos bodegones de sus contemporáneos Juan Gris y Braque. En esta primera sección, dedicada a las vanguardias, destacan dos obras de Dalí y una de las más representativas de Miró, “Cabeza de hombre”, todas de los años 30. De Kandinsky se expone una sobria abstracción de 1929 cuando militaba en la Bauhaus.
En un guiño a la pintura metafísica, se introducen Urbano Lugrís con seis cuadros del artista, enfrentados a dos del canario Óscar Domínguez. Una “Estrella de mar” de Maruja Mallo, junto a una escultura y una pintura de Eugenio Granell completan el escaparate de genialidades.
Al doblar la esquina, aparecen obras de gran formato firmadas por los maestros de Renovadores gallegos: Maside, Colmeiro y Seoane reinterpretan un mismo modelo iconográfico gallego. Se completa el homenaje al patrimonio artístico con cuadros y dibujos de “Cousas da Vida”, de Castelao, así como de Arturo Souto. En esta sección impresionan dos obras monumentales: “Os afogados”, de Isaac Díaz Pardo y “Banquete de nenos”, de Laxeiro. Leopoldo Nóvoa, Labra o Caruncho cierran la sucesión con abstracción.
Las instalaciones y las esculturas de gran formato toman protagonismo en la segunda sala. Dos piezas, una de Chillida y otra de Tapiés muestran lenguajes contrapuestos; dos cuadros de Millares y de Saura conforman la representación del movimiento el Paso, fundado en 1957. En los años 80, “El hombre en la playa” de Mikel Barceló domina la sala por su tamaño y fuerza. 
La despedida de la exposición está centrada por los conjuntos escultóricos de Leiro, “As recolectora”, la “Cosecha 95” de Barbi, o el círculo de Manolo Paz rodeado por fotografías de Vilariño o Caramés y grandes formatos como el de Murado.
El acto de inauguración estuvo encabezado por el vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet Álvarez que puso en valor la muestra como patrimonio gallego y recordó que forma parte de la colección  en trámites de ser declarada BIC.n