Un mes decisivo para el Celta

Óscar Mingueza, con el balón, en el partido del pasado domingo contra el Getafe en el Coliseum.
photo_camera Óscar Mingueza, con el balón, en el partido del pasado domingo contra el Getafe en el Coliseum.
El equipo vigués se medirá con tres rivales directos y los dos ‘grandes’ de la Liga entre el 17 de febrero y el 17 de marzo

La derrota del Celta ante el Getafe (3-2), el pasado domingo en el Coliseum, ha vuelto a poner en tela de juicio el proyecto de Rafa Benítez y deja al equipo vigués en una situación muy delicada antes de afrontar un mes que puede ser decisivo tanto para el futuro del técnico como para la lucha de los celestes por eludir el descenso. Porque entre el próximo sábado, 17 de febrero, y el fin de semana del domingo 17 marzo, el Celta se medirá con tres rivales directos por la permanencia -Cádiz, Almería y Sevilla- y con los dos ‘grandes’ de la Liga, Barcelona y Real Madrid, un tramo de competición tan exigente como determinante por la situación que atraviesa el conjunto de Vigo.

 

 

Después de 24 jornadas, el cuadro celeste ocupa el decimoséptimo puesto en la clasificación -el último de los que no bajan- con sólo 20 puntos y un balance de 4 victorias, 8 empates y 12 derrotas. Sólo el paupérrimo nivel que están demostrando los tres inquilinos de la zona de descenso -Cádiz, Granada y Almería- permite a los vigueses mantenerse a flote a estas alturas de la temporada.

En la primera vuelta, el Celta sumó cinco puntos en total en sus duelos con los cinco rivales con los que se enfrentará en el próximo mes, una cifra que podría no ser suficiente en esta ocasión para seguir fuera del pozo. El primero de estos adversarios será el Barcelona, tercero en la tabla con 51 puntos y con su entrenador, Xavi Hernández, también en la cuerda floja.

El equipo azulgrana visitará Balaídos el próximo sábado (18:30 horas) con el recuerdo imborrable de lo que sucedió en la sexta jornada en Montjuic. En aquel encuentro, los celestes ganaban 0-2 en el minuto 80 con los goles de Larsen y Douvikas, pero el Barça dio la vuelta al marcador con un doblete de Lewandowski y un tanto de Joao Cancelo y los tres puntos se quedaron en Cataluña.

En la siguiente jornada, la 26, el Celta visitará el domingo 25 de febrero (14:00 horas) al Cádiz, el rival que le sigue en la tabla, con 3 puntos menos, y que en la primera vuelta se llevó un punto de Balaídos (1-1) pese a jugar en inferioridad numérica desde el minuto 33 por la expulsión de Víctor Chust. Larsen marcó el gol de los vigueses y Chris Ramos, el de los gaditanos, que sólo han logrado dos victorias en lo que va de curso.

A continuación, el viernes 1 de marzo (21:00 horas), el equipo celeste recibirá en Balaídos al Almería, colista de la Liga y casi desahuciado. El pasado 1 de septiembre, los vigueses consiguieron el primer triunfo de la temporada en el Power Horse Stadium (2-3). Unai Núñez y Larsen marcaron los tantos que permitieron al Celta llegar 0-2 al descanso, pero Akieme y Sergio Arribas devolvieron las tablas al marcador en la segunda parte y un gol agónico de Williot Swedberg en el 87 salvó los tres puntos para el conjunto de Rafa Benítez.

En el fin de semana del domingo 10 de marzo, todavía sin horario oficial, el Celta visitará al Real Madrid, líder destacado tras la goleada que endosó el pasado sábado al Girona (4-0) y que camina con paso firme hacia un nuevo título liguero. El equipo blanco se llevó los tres puntos de Balaídos en la primera vuelta, una victoria que no estuvo exenta de polémica porque, a los tres minutos de juego, el árbitro del encuentro, Isidro Díaz de Mera Escuderos, anuló un gol perfectamente legal a Larsen  por una supuesta falta sobre Kepa.

En la fase final del partido, en el minuto 81, Bellingham castigó al cuadro celeste con un gol que dio el triunfo a los madrileños (0-1).

El Celta finalizará este tramo de competición el fin de semana del domingo 17 de marzo, cuando visitará al Sevilla. El conjunto andaluz, decimoquinto con 23 puntos, tres más que los celestes, ha logrado sendas victorias en las dos últimas jornadas y parece haber arrancado definitivamente de la mano de Quique Sánchez Flores, por lo que puntuar en el Sánchez-Pizjuán puede resultar vital para los de Vigo.

En la primera vuelta, el bloque hispalense se llevó un punto de Balaídos (1-1) en un partido marcado por la autoexpulsión de Renato Tapia en el minuto 65. El equipo local se adelantó con un gol de Starfelt y el Sevilla empató con uno de En-Nesyri. Ahora, este duelo cerrará un mes decisivo para el Celta.

Te puede interesar