Un Barça "más eficaz" contra el Celta

El exbarcelonista Óscar Mingueza es fijo en el once inicial del Celta en este inicio de temporada.
photo_camera El exbarcelonista Óscar Mingueza es fijo en el once inicial del Celta en este inicio de temporada.
El rival del Celta el sábado llega en racha goleadora y presumiendo del mando de Gündogan

El Celta se va a encontrar este sábado en Barcelona a un rival en racha y que parece haber encontrado una enorme fluidez en el camino la portería rival. El conjunto culé ha anotado cinco tantos en cada uno de los dos partidos disputados en los últimos días -Betis en Liga y Amberes en Liga de Campeones- y empieza a presumir de nombres llegados este año como Joao Félix o Ilkay Gündogan. “Gündogan nos ha caído del cielo. Jugamos mejor por ese tipo de futbolistas, porque tiene el balón y hace lo que toca y, a veces, lo mejora”. De esta forma describió el entrenador del Barcelona, Xavi Hernández, la ascendencia del internacional alemán en el juego de su equipo.

“Es un futbolista superlativo y es una maravilla verle jugar”, ritera Xavi. Ante el Amberes, el internacional alemán volvió a jugar de inicio después de que superara por completo sus molestias en la espalda tras el parón de selecciones completando todos los minutos. Y lo cierto es que sus compañeros notaron la presencia del ex del City, que formó una gran sociedad junto con Joao Félix, mejor jugador del partido según la UEFA con dos tantos -uno con pase de gol de Gündogan- y una asistencia a Lewandowski. 

Desde Vigo, un ex del Barça como Óscar Mingueza analiza al conjunto blaugrana. “Han hecho una plantilla muy buena y llevan dos partidos sobresalientes. No es casualidad. Llevan tiempo con el míster y ahora sin más eficaces. El Barça, aunque sea en Monntjuic, será muy difícil. Tienen claro a lo que juegan y nosotros también”, reseñó.

Al lateral celeste no le sorprende la voracidad realizadora del Barça. “Estuve con Xavi y sé que siempre van a por más goles. Van al máximo hasta en los amistosos, así que nosotros también tenemos que hacerlo”, concretó. Y, aunque no parece su labor principal, advierte de que no celebrará si marca: “Me pondré contento pero no haré una celebración excesiva. Me dieron todo y les debo todo. Tienen todo mi respeto”.

El escenario pasa del Camp Nou a Montjuic. “No jugué nunca allí. Sí me acuerdo de ir a ver atletismo con mi padre. No es lo mismo pero el ambiente y la presión sí serán los mismos. No es el mismo estadio pero seguramente será la misma sensación”, concluyó.

“Lo importante es ganar; no se puede jugar al estilo culé siempre”

Recordó ayer Mingueza que pasó nada menos que 16 años en el Barcelona, uno de los clubes que más se definen por un estilo de juego. Sin embargo, ahora, el céltico debe amoldarse a un fútbol diferente, más precavido. No oculta que añora ese modelo, pero también es realista y hasta resultadista si es preciso: “Cuando llevas toda la vida jugando de una manera, prefieres hacerlo de esa manera. Pero tengo claro que no siempre se puede jugar así. Hay equipos que tienen mejores jugadores, mejor plantilla y, al final, lo importante es ganar. Nosotros lo que queremos es competir, jugar lo mejor posible cuando se pueda, que siempre lo vamos a intentar, pero cuando no se pueda vamos a competir como los que más. El objetivo es ganar y quedar lo más arriba posible”, resume su pensamiento el defensor.

Desde su puesto, hace hincapié en los aspectos defensivos del juego.  “El Barcelona tiene jugadores con mucho talento, de los mejores del mundo. Tenemos que estar juntitos y conseguir que no jueguen entre líneas, que estos futbolistas de calidad no se giren y no darles tiempo a pensar”, señala cuando se le inquiere sobre Joao Félix. Ese planteamiento se fundamentará en una retaguardia con tres centrales que “tenemos mejor trabajada. Hemos ido cogiendo conceptos y nos fallan pequeños detalles que intentamos corregir. Lo más importante es coger la idea y eso ya lo tenemos”. En lo personal, afirma que se adapta sin problema a jugar con una defensa de cuatro o de cinco componentes. “Me siento cómodo en las dos. Aunque con cinco puedo llegar más al área contraria, ya que estoy más protegido”, reseña.

Carlos Carvalhal, ex técnico celeste, llegó a decir de Mingueza que era “cualquier cosa menos un central”. Él no renuncia a ningún puesto, aunque se sabe desplazado a la banda hoy por hoy: “De momento, tengo claro que soy lateral pero si en cualquier momento tengo que jugar de central, de centrocampista, de delantero… Voy a jugar de lo que haga falta y voy a cambiar esa mentalidad”.

Mingueza apenas jugó 1 minuto y el descuento el pasado año en el Camp Nou y este sábado sí será titular en su casa con otra camiseta.  “Me hace mucha ilusión. Barcelona me ha hecho crecer y me lo ha dado todo. Pasé allí 16 años y es muy bonito volver”, dice. Sí jugó el determinante 2-1 de la última jornada en Balaídos: “Ahora es una situación más tranquila. No es la misma presión”.

Te puede interesar