Cartas al director

premios fin de carrera de la universidad de vigo

Cartas al director

premios fin de carrera de la universidad de vigo

El día de su patrón, Santo Tomás de Aquino, tuve el placer de asistir en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales al solemne acto de entrega de los premios extraordinarios fin de carrera, grado y doctorado.
De los 79 premiados, lograron la excelencia académica 14 ourensanos de los que debemos sentirnos muy orgullosos. La institución viguesa se ha convertido en una referencia internacional con proyectos reconocidos, como el Campus de Excelencia Internacional Campus do Mar; y otras iniciativas de investigación que han logrado apoyos como Biocaps, o el proyecto Tactica. Suscribo plenamente las palabras del rector referidas a la enorme importancia de la rentabilidad social de las universidades como factores de democratización del conocimiento, de la igualdad de oportunidades y de la movilidad social.

En un contexto actual de crisis económica las familias con menos recursos deben ver facilitadas las posibilidades de acceso de sus hijos a la educación superior. De lo contrario, si las familias tienen que renunciar a la educación por motivos económicos asistiríamos a un empobrecimiento de la sociedad y a una injusta pérdida de talentos. Nos retrotraeríamos varias décadas en las que el saber estaba vetado a los pobres. Les deseo a todos los premiados el mayor éxito investigador, científico y de excelencia en sus futuras trayectorias profesionales. Mucho me temo que tendrán que salir fuera de nuestra tierra para desarrollar su sabiduría. Algunos ya lo han hecho y no pudieron recoger la insignia de la Universidad, otros acudieron desde otras comunidades en las que están cursando un máster. Alguna torpeza debemos estar cometiendo cuando dejamos marchar a los mejores. Es síntoma de una sociedad fracasada que deja escapar a sus cerebros sin darles una oportunidad, para que expriman su materia gris en otros países.

Más en Cartas al director

Cartas al director

a conciencia tranquila

Fai bastantes anos o árbitro de Primeira División de fútbol, Andújar Oliver, normalmente bo colexiado, de tarde en tarde armaba uns barullos de moito…
Comentarios