a nuestro vecino enrique lorenzo

Sabíamos que Enrique, desde hace algún tiempo estaba enfermo, pero teníamos la esperanza de que se recuperara, pero lamentablemente sucedió lo que se esperaba.
Enrique, amigo de sus amigos, siempre estaba alegre, con esa sonrisa que mostraba en todos los momentos.

Fue un industrial importante, su fábrica ya desaparecida hace algunos años, conocida por productos Nacamar, muy vinculada a productos del mar, primero en la Xunqueira, y más tarde en la parroquia de Santa Cristina de La Ramallosa.

Amable como digo, amigo de sus amigos, íntimo amigo de mi hermano Chiño, no había fiesta que ambos no acudiesen, y remataban la noche con la siempre conocida 'paloma mensajera'.

Enrique acudía todos los años a felicitar las Navidades y Año Nuevo a la casa de mis padres, fue uno más de la familia. Enrique lo tenía todo, presidente de la Asociación de Vecinos de Nigrán, como diría un político, un gran parlamentario. Un fuerte abrazo a su esposa Tilde, a sus hijos, Enrique, Marta y Arturo.

A sus hermanos Fito, gran pintor, a su hermana Amparo 'Ampimar' y a toda la familia, que vivió la enfermedad de Enrique con toda la fe.

Un fuerte abrazo de su vecino, amigo y que desde el Más Allá, nos consuele con toda esa gracia que Enrique nos mostraba.

Te puede interesar
Más en Cartas al director