basura sindicalista y de izquierdas

Primero pensé: pobres los del servicio de limpieza que van a hacer horas extraordinarias para limpiar todo esto. Después me dije: bueno ya les echarán una mano los sindicalistas y los que llenaron de basura las calles más concurridas de la ciudad para que no trabajen demasiado.
Seguí pensando: ¿Y si los sindicalista no los ayudan?... Un amigo de izquierdas de toda la vida, de los de cárcel y todo, que venía murmurando entre la basura que cubría la calle no sé qué contra el 'nuevo sindicalismo', me aclaró mientras sujetábamos a un ancianito a punto de pisar una monda de plátano: 'No te aflijas, cobrarán horas extras que pagaremos todos'. Yo le aclaré a mi vez: 'No hombre no, esta limpieza la pagarán los sindicatos, que tienen muy limpia y primorosa la fachada de su sede mientras los vecinos no 'damos hecho a limpiar las nuestras de la cola de sus carteles'

Al final optamos por montar un pique informativo y no amenazador avisando a los vecinos de que tuvieran cuidado con los resbalones mientras nos devanábanos los sesos pensando qué 'carallo' tendrá que ver la basura con el sufrimiento de los parados, los mal pagados y los desahuciados. La basura, que yo sepa, decía mi amigo, nunca fue revolucionaria ni de izquierdas. 'A lo mejor, le dije, es que tú y yo estamos 'feitos' unos fachas.¡Ja!'.

Mi amigo y yo decidimos firmar esta carta con seudónimo porque no queremos que nos llenen de basura.

Te puede interesar
Más en Cartas al director