Autismo e integración

La Asociación Autismo Vigo expresa su profundo pesar por la situación creada en el caso de escolarización de nuestro asociado Andrés García Soto y el apoyo incondicional a sus padres en la defensa de estos derechos que amparan a su hijo.
Nuestra Asociación desde sus comienzos ha apoyado la integración de personas con autismo en colegios ordinarios, razón por la cual cuando el colegio Mª Inmaculada HH Carmelitas de Vigo comunicó a los padres de Andrés la intención de solicitar un aula de educación especial, esta Asociación conjuntamente con el colegio y los padres, mandamos escritos a la Consellería para que esa aula de educación especial fuera concedida (Doga 2 de Mayo de 2006). Sorprendentemente después de 8 años en los que el mencionado colegio ha dado informes muy favorables de los avances de Andrés, y habiendo hecho la reserva de plaza para el presente curso escolar (2008/2’), los padres de Andrés reciben en escrito de la Delegación Provincial de Pontevedra de la Consellería de Educación informándoles que su hijo cambia de modalidad educativa pasando de Centro Ordinario con Aula de Educación Especial al Centro de Educación Especial Menela. Por si no fuera suficiente este ordeno y mando, en el mes de octubre, reciben otro escrito de la misma Delegación en tono amenazante, como si los padres de Andrés por defender los derechos de su hijo fueran unos maltratadores, que tienen a su hijo abandonado. Verdaderamente esto es insólito que ocurra en el 2008, donde existe el día mundial del Autismo, la convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad (ratificada por el Parlamento Español en Diciembre de 2007), la Ley de Igualdad, la Ley de Dependencia, el Ministerio de Igualdad, la Vicepresidencia de Igualdade y, hay que preguntarse para que sirve todo esto: ¿Sólo para sacarlo de año en año y después esconderlo en el último cajón donde nadie encuentre nada en que basarse al hacer un informe como el que se han basado para efectuar el escrito que recibieron los padres de Andrés? Señores de las Administraciones Públicas, se trata de la vida de personas que no se saben defender por sí mismas, que nuestro deber y obligación es defenderles, ‘nosotros que nos decimos normales’. Cuando un colegio solicita un aula de educación especial y la Administración la concede, tanto el colegio tiene la obligación de desempeñar el cometido para el cual fue concedida, como la Administración velar porque éste se cumpla, y las personas para la cual fue solicitada tener la seguridad y la enseñanza que a todo ciudadano con necesidades especiales el derecho les ampara. No estar al evento de criterios sin sentido (no se puede pedir el mismo curriculum a una persona con autismo, que a otra que no tiene esta discapacidad). Tanto los padres de Andrés, como todos los padres que tenemos hijos con autismo, sabemos que a determinados años nuestros hijos tendrán que estar, bien en colegios especiales, bien en residencias o centros de día. Pero también sabemos que ese período en que están integrados en colegios ordinarios es básico para el desarrollo de sus potencialidades, además de ser derecho de los padres el elegir el centro educativo donde llevar a sus hijos. Por lo que pedimos a la Consellería de Educación, máxima responsable, ponga fin a este problema, que Andrés pueda volver a su colegio, este curso escolar, y que se le brinde a los padres la opción de elegir el colegio para su hijo. Que al igual que en otras comunidades funciona la escolarización inclusiva y con muy buenos resultados, la Consellería de Educación abra esta vía, dando la oportunidad a las personas con autismo y a las familias que quieran optar a ella puedan acceder. Que realmente se hagan cumplir los derechos y leyes que se promulgan. Agradeciendo de antemano el apoyo recibido por los medios de comunicación.

Te puede interesar
Más en Cartas al director