Atlántico

Agradecimiento al Personal de Cardiología de Povisa (PLANTA 2).

Deseamos, mi familia y yo, mostrar nuestro más sincero agradecimiento a todos y cada uno de los fabulosos profesionales sanitarios que con motivo de la enfermedad de mi madre, han trabajado para ofrecerle una pronta recuperación.
Agradecimiento al Personal de Cardiología de Povisa (PLANTA 2).

A todo el personal (Enfermeras, Auxiliares, Celadores, Servicio limpieza, Servicio de Urgencias etc.), al de la Unidad de Cardiología por el trato recibido. Al Dr. Arias Castaño y su equipo porque, además de realizar un magnífico trabajo, han sido extremadamente cariñosos con mi persona, mi familia y sobremanera con mi madre, quienes hemos sentido un apoyo incondicional en los momentos que hemos tenido que pasar durante todo el proceso de su enfermedad.

También alabar la labor del equipo de cardiología porque lograron restablecer con prontitud el organismo de mi madre en el momento en que se encontraba más mermado. Me enorgullece contar con este hospital en Vigo y con todos y cada uno de los trabajadores que lo llevan a buen puerto.

Está demás decir que aumentar la plantilla sería lo único que falta para que este hospital sea un referente en Galicia porque sin duda, cada uno de los médicos, enfermeros y enfermeras, auxiliares, personal de laboratorio y demás miembros del Hospital Povisa día a día salvan, animan, cobijan y miman a centenares de enfermos que, como mi madre sufren por alguna dolencia.

Creo que en ocasiones tendemos a infravalorar el trabajo de los profesionales que trabajan en la sanidad pública y, a pesar de las carencias que esta tiene, sacan adelante situaciones muy complicadas y de difícil resolución.

Enhorabuena a todos ellos. Estamos, mi familia y yo, agradecidos porque la calidad de vida que disfruta mi madre ha sido consecuencia de un trabajo en equipo de grandes profesionales, pero además estoy mucho más agradecida por que soy consciente de que le han devuelto la vida.

Mil gracias por la humanidad, profesionalidad, así como la inmensa e inestimable atención prestada.