Baixo Miño

Cuatro policías de Tui logran una medalla por Paramos

Baixo Miño

baixo miño

Cuatro policías de Tui logran una medalla por Paramos

Los policías locales ante la jefatura donde prestan servicio en la ciudad fronteriza.
photo_camera Los policías locales ante la jefatura donde prestan servicio en la ciudad fronteriza.
Fueron los primeros en llegar el 23 de mayo, tras la explosión de la pirotécnica y hallaron "un olor a pólvora asfixiante" 
Cuatro agentes de la Policía Local de Tui fueron distinguidos con la Medalla al Mérito de la Policía Local, según recoge el Diario Oficial de Galicia que publicó la orden del 9 de noviembre de 2020 por la que se determinan estas distinciones. La propia jefatura de la Policía Local presentó en su día la solicitud para reconocer el trabajo realizado por los agentes en la explosión registrada el 23 de mayo de 2018 en el barrio da Torre, en Paramos. 
Recibirán la Medalla al Mérito de la Policía Local José Ramírez Pérez, Manuel Arca Caeiro, David González Martínez y Avelino Martínez Pérez. En la resolución publicada en el DOG se indica que se concede la medalla “por su intervención en un acto de servicio, destacando su compromiso de servicio, calidad inherente al ideal de servicio público, predicable de un buen policía”.
José Ramírez Pérez formó parte de la plantilla de la Policía Local durante 37 años siendo el inspector jefe hasta su jubilación el año pasado. Manuel Arca, actualmente inspector jefe, suma 33 años de servicio y en 1999 recibía la insignia del ayuntamiento por su intervención en la resolución de un secuestro en el monte Aloia.  Avelino Martínez lleva 31 años en el cuerpo de la Policía Local y David González está a punto de cumplir 17 años como agente. Los cuatro coincidieron en señalar aquel 23 de mayo como el día más duro que vivieron en su carrera profesional como miembros de la Policía Local. Pocos minutos después de la explosión Avelino Martínez y David González fueron los primeros en llegar al lugar con el desconcierto inicial de conocer el origen del suceso, y encontrándose con un escenario dantesco propio de un escenario bélico. José Ramírez recuerda que “fue impactante” y como “el olor a pólvora te asfixiaba” y “la tristeza de ver los cuerpos sin vida” de las dos personas que fallecieron. Manuel Arca recuerda como los escombros lo llenaban todo. Ahora, dos años después, muestran su satisfacción. 

Más en Baixo Miño
Comentarios