Baixo Miño

Pleno extraordinario en Oia para legalizar el Talaso Atlántico

Baixo Miño

baixo miño

Pleno extraordinario en Oia para legalizar el Talaso Atlántico

El Talaso se encuentra sobre suelo rústico de especial protección paisajística en Cabo Silleiro.
photo_cameraEl Talaso se encuentra sobre suelo rústico de especial protección paisajística en Cabo Silleiro.
El gobierno local plantea modificar los usos para acabar con la amenaza de demolición

Oia celebra hoy un pleno extraordinario para tratar el plan especial presentado por el gobierno municipal con el objetivo de modificar los usos de la parcela que ocupa el Talaso Atlántico y legalizar la obra aumentando la cuota media del terreno donde se sitúa. Sería el primer paso, decisivo, para acabar con la orden de demolición que pesa desde al menos 2013 sobre el conjunto situado en Cabo Silleiro. El pleno será a mediodía y en principio el asunto saldrá adelante al contar el gobierno local, del PP, con mayoría absoluta.
El principal opositor a dicho visto bueno es Movemento Oia, que considera que el plan presentado "no dispone ni de medios técnicos ni de recursos para restaurar la legalidad en el Talaso-Atlántico. En su opinión, la restauración de la legalidad pasaría por cumplir en primer lugar con los servicios municipales a los que está obligado y que son imprescindibles" como el saneamiento y el abastecimiento, para lo cual debe solicitar apoyo de la Xunta y dotar As Mariñas de saneamiento publico conectado a la Edar de Augas de Galicia.

También objeta que no restaura la legalidad, "pues sólo se tiene en cuenta la finca del Talaso y no el entorno donde se sitúa, y necesita acceso al mar, con aprobación de Costas pues el agua que utiliza y el stand de bombeo se encuentra fuera del plan presentado. El plan tampoco tiene en cuenta las normas subsidiarias del Ayuntamiento, y se sigue incumpliendo la ley Lei do Solo de Galicia en cuanto a proporciones, altura, edificabilidad y resto de condicionantes incluyendo el impacto ambiental y paisajístico de la edificación, sin presentar medidas correctoras que debe realizar el propietario. El Ayuntamiento, como parte responsable en cumplir la legalidad "debería exigir el cumplimiento de la licencia que otorgó en su día, que tampoco se cumple". Por lo tanto, según este grupo, "su responsabilidad se limita al cumplimiento de la licencia de obra que también fue incumplida". A partir de ahí, "la edificación se debe de adaptar a las normas urbanísticas, y si hay que reducir el volumen y parte de la edificación, le corresponde al propietario y no al Ayuntamiento decidir cómo lo quiere hacer". La anulación por sentencia de la ordenanza municipal que permitía su construcción, implica que el Talaso se encuentra en suelo rústico de especial protección. Y la APLU -de la Xunta- es competente para restaurar de oficio la legalidad, máxime cuando ya existe sentencia firme. La APLU, ya realizó seis actuaciones en el Ayuntamiento de Oia entre los años 2014 y 2017.   

Más en Baixo Miño
Comentarios