Fenosa inició las obras de instalación en la zona cercana a un parque infantil. Las once familias que viven allí piden al Concello que haga un estudio sobre su efecto en la salud

Vecinos de la Estación en pie de guerra por los transformadores

Un grupo de vecinos afectados junto al terreno en el que se instalará el transformador. (Foto: J.V. LANIDN)
En el barrio de la Estación (parroquia de Cedeira) los nervios están tensos.
Descubrieron que unas obras que habían comenzado en las inmediaciones del parque infantil, junto a una decena de viviendas, tenía como objetivo levantar una subestación eléctrica. Para los vecinos la ubicación es 'nefasta. Estamos rodeados de torres y cables por todos lados y ahora nos quieren meter otro transformador al lado de las casas', explicaba una de las vecinas de la zona, que resumía la situación que se vive con un descriptivo 'estamos rodeados, no podemos estar más eléctricos'. Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que esta instalación la lleva a cabo Fenosa en un terreno expropiado por lo que han solicitado un informe al técnico municipal para analizar todo el expediente. Ayer por la mañana, el alcalde acompañado del concejal de Urbanismo y del técnico visitaron la zona y hablaron con los vecinos. Fuentes municipales aseguraban que 'primero está la salud de los vecinos de Redondela, por lo que se estudiará el caso y se verá si puede afectar a la salud de las personas que viven allí'. Los vecinos creen que originan problemas de salud porque 'aquí ya han fallecido varias personas con cáncer y otras están enfermas o sufren de problemas cardiacos'. Una de las vecinas manifestaba que su hijo es epiléptico y que sospecha que 'tantos transformadores - en el barrio hay- y subestaciones soterradas como hay aquí tienen que afectar a la salud. Cuando construyeron las casas hace más de cuarenta años no había nada de esto'. Los vecinos sospechan además que la elección del terreno no es inocente, ya que 'nos dijeron que primero se pensó en otra ubicación, pero que después cambiaron a este terreno, que es el que está más cerca de las casas'. Por el momento no han decidido qué medidas adoptarán hasta que el lunes se celebre una nueva reunión con el alcalde. Lo que sí aseguran es que 'queremos que se estudie cómo nos puede afectar y si la instalación necesita de un estudio medioambiental'. Mientras, no descartan 'ponernos delante de las máquinas'.

Te puede interesar