Atlántico

BAIXO MIÑO

Tui abrirá la tumba de un obispo tío de Pedro Madruga

"No era Colón", asegura Suso Vila, historiador tudense. El sepulcro de la Catedral, clave para una investigación

El sepulcro de otro familiar.
El sepulcro de otro familiar.
Tui abrirá la tumba de un obispo tío de Pedro Madruga

¿Era Pedro Madruga, el noble gallego Pedro Álvarez de Sotomayor, Cristóbal Colón, como sostiene el vigués Alfonso Philippot? ¿Quién era en realidad? Una investigación espera descubrir la verdad sobre un personaje entre la historia y la leyenda. Aunque según el historiador tudense Suso Vila, que lleva años detrás de la pista de Madruga, está muy claro que no era Colón porque, entre otros motivos, se conoce dónde falleció. “Rotundamente no, no podría ser Colón, se sabe dónde murió y quién era su familia”, aseguraba ante la tumba de Juan Fernández de Sotomayor, obispo de Tui enterrado en una de las capillas del templo tudense. Según explica, hubo tres personas que en el siglo XV llegaron al cargo episcopal que se llamaron Juan Fernández de Sotomayor. Era habitual entre la nobleza, donde el segundo de la familia se destinaba a la Iglesia. Y los Sotomayor eran poderosos. 
El sepulcro en cuestión -en piedra y con una estatua yacente del obispo- que va a ser abierto una vez logrados todos los permisos pertenecía al tercero de los Fernández Sotomayor, un hombre que habría vivido en torno a 1423 y que era tío de Pedro Madruga. Y obispo. Dentro de la tumba de piedra se sabe que están los restos del obispo pero para iniciar la investigación de ADN hará falta superar las barreras administrativas, como el Cabildo de la Catedral, que parece hecho, y el de Patrimonio de Cultura, siempre renuente. Recientemente se dio autorización para abrir un sepulcro vecino, en la misma capilla, también de la familia Sotomayor, dentro del estudio del antropólogo Carlos Larreo Porral por si existe relación entre los restos óseos de dos personas que allí fueron hallados y Pedro Madruga. Ayudaría a desentrañar quién era el personaje histórico, envuelto en la leyenda. En el sepulcro estaría enterrado desde hace 500 años el hermanastro de Madruga, Álvaro Páez. En el interior había restos y suficiente ADN para confirmar su pertenencia al clan Sotomayor.