Un taxista pontevedrés declara que 'cada 5 minutos' un taxi lleva a un toxicómano a O Vao a comprar droga

Un taxista de Pontevedra acusado de un delito contra la salud pública ha declarado este jueves ante el juez que 'cada cinco minutos' un taxi de la capital o de Poio 'lleva a un toxicómano a O Vao' para adquirir sustancias estupefacientes.
Así lo sostuvo ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Pontevedra el taxista David H.M., sentado en el banquillo de los acusados por supuestamente transportar a presuntos camellos hasta el poblado chabolista de O Vao para adquirir droga que más tarde vendían en su domicilio de la calle San Antoniño.

David H.M. utilizó este argumento para defenderse de la acusación de la Fiscalía, que pide una condena de cinco años de prisión como presunto autor de un delito contra la salud pública. 'Todos llevamos toxicómanos', alegó, una afirmación que contradijo un agente de la Policía Nacional que investigó el operativo en el que fue detenido. 'Muchos taxistas se niegan', aseguró.

Además, el procesado negó cualquier relación con el tráfico de estupefacientes y señaló que él se negaba a recoger a uno de los detenidos, ahora fallecido, una media de más de dos veces a la semana en su casa de San Antoniño para llevarle a O Vao. También le llevaba a otros destinos.

Con la misma acusación y petición de condena declaró Joaquín C.S., uno de los presuntos camellos que, según el fiscal, usaría esta droga recogida en O Vao para venderla en San Antoniño y también en el local 'Viva María' en Santa Clara. Su compañero de piso era la persona que más acudía a O Vao con David H.M. como taxista de cabecera.

MORADOR

Joaquín C.S. aseguró que él no vivía en la casa de San Antoniño, sino que simplemente iba allí a comprar droga al fallecido y, en ocasiones, se quedaba a dormir en el sofá. Sin embargo, tanto el presidente de la comunidad de vecinos como las investigaciones policiales le sitúan como morador. También desmintió que realizase operaciones de venta de droga.

La Policía aportó fotografías en las que se veía a los acusados como desde un edificio de San Antoniño vendían droga tirándola en papelinas desde la ventana 'a un importante número de toxicómanos'.

Te puede interesar