Los trabajadores reclaman cobrar la liquidación de contratos

Querella criminal contra la empresa Taguive

Los trabajadores de Taguive, ante los Juzgados de Ponteareas tras interponer la querella criminal.
Ayer, al filo de la una del mediodía, la mayoría de los trabajadores de la extinta empresa maderera Taguive, de Mondariz, acompañados de un abogado, se personaron en el Juzgado de lo Penal de Ponteareas, ante el que presentaron 'una querella criminal contra los propietarios de la misma, por delitos de insolvencia punible contra los derechos de los trabajadores, y otros delitos', según manifestaba uno de los portavoces del colectivo a este periódico, poco después de abandonar los juzgados, quien aseguraba también que desde noviembre de 2009, '25 familias están al límite'.
El pasado mes de enero de 2010, la empresa Taguive S.L, de Vilasobroso-Mondariz, entró voluntariamente en proceso concursal, extinguiendo los puestos de trabajo, a pesar de los esfuerzos y el empeño de los trabajadores por reactivar la viabilidad de la empresa. Transcurrido casi un año, los trabajadores aseguraban ayer a este diario, 'que siguen en la lucha y que la empresa aún no pagó los salarios pendientes ni la liquidación de contratos, haciendo caso omiso al dictamen del juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra y el Juzgado de los Social de Vigo'.
Los trabajadores insisten en que fueron 'engañados por el equipo directivo de la empresa que ni siquiera les comunicó el inicio del ERE', tras un proceso de varios despidos, en 2008, que redujo la plantilla de 80 a 30 asalariados.
La factoría maderera, con más de 100 años de trayectoria, la segunda empresa en importancia del municipio, dedicada a la fabricación de láminas para somieres, constituía una de las escasas alternativas de empleo en este Concello del Condado, eminentemente rural. Antes de producirse el cierre, los trabajadores, en febrero de 2010, se manifestaron reiteradamente para alertar sobre la más que inminente pérdida de sus puestos de trabajo, consiguiendo que el parlamentario nacionalista, Henrique Vieitez, defendiera en la Cámara gallega una proposición no de ley para instar a la Xunta a que tomase medidas con el fín de asegurar la continuidad empresarial y por tanto, los puestos de trabajo.

Te puede interesar