La oposición critica la subida de sueldo del alcalde de Cangas

El PSOE ve nulo el primer año de gestión de Sotelo

Piñeiro, portavoz del grupo municipal socialista de Cangas.
El grupo municipal socialista de Cangas califica de “nula para los intereses de los vecinos” la gestión del primer año de gobierno del bipartito PP-UPAC, liderado por José Enrique Sotelo y dice que “lo único que hizo fue seguir las directrices del gobierno de Mariano Rajoy con un plan de ajuste”, informó en un comunicado.
La oposición critica “la subida de sueldo del 50%” del regidor cangués, las de los concelleiros y de las tasas municipales mientras el Concello decía que “no se puede gastar lo que no se tiene”. “¿Cómo le explica a los vecinos que hay que subir el IBI y que no hay dinero pero salen de las arcas municipales más de 5.000 euros para que el señor Faro Lagoa pueda pagar sus gastos de un juicio que perdió”?, se preguntan.

En cuanto a las promesas electorales, los socialistas recordaron que la piscina municipal “continúa totalmente abandonada”, pese a que el alcalde “dijo que la haría en su primer año de mandato”. “El pueblo, señor Sotelo, agradece la verdad y la sinceridad y está cansado de mentiras y contradicciones”.

Otro aspecto que destacan es la vuelta a las “modas políticas” de anteriores legislaturas, donde se mostraba “un menosprecio total por la oposición e incluso por los vecinos asistentes a los plenos”. “La prepotencia, impacencia y la falta de modales vuelven a estar patentes en este gobierno”, critican.

Los socialistas sostienen que en este momento de crisis económica “es necesario más que nunca tener presentes los intereses de Cangas y olvidar las posturas políticas o partidistas para sacar adelante los problemas”. El grupo municipal defiende un “diálogo continuo entre todos los grupos políticos” y lamenta que Sotelo “no lo practica. El consenso que tanto predicó que iba a buscar no se basa en decir a todo Amén”, dicen.

Con todo, su portavoz Martín Piñeiro mencionó todas las ordenanzas que el gobierno local “intentó colar por la puerta de atrás y que maquilla con la palabra consenso, presentándolas un par de días antes para que la oposición no tenga margen de maniobra”. Los socialistas dicen que “si estos documentos fueran debatidos primero, ya tendríamos una ordenanza como Dios manda para regular las terrazas de nuestro municipio, una subida sostenible en el conservatorio, bibliotecas en red y una ordenanza cívica de convivencia de los animales en la vía pública”.n

Te puede interesar