Atlántico

VAL MIÑOR

El PP da por perdido Baiona y apunta a un gobierno del PSOE

Carlos de la Peña manifestó abiertamente su voluntad de gobernar con los socialistas y el BNG

Carlos Gómez, PSOE., Carlos de la Peña, NOS. y Ángel Rodal, PP de Baiona
Carlos Gómez, PSOE., Carlos de la Peña, NOS. y Ángel Rodal, PP de Baiona
El PP da por perdido Baiona y apunta a un gobierno del PSOE

 A menos de una semana de la investidura de los alcaldes miñoranos todo apunta a que el gobierno de Baiona estará liderado por el socialista Carlos Gómez, después de que fuentes del PP confirmasen la imposibilidad, a día de hoy, de llegar a un pacto que les permita proseguir cuatro años más al mando. Pese a que no se trata de un hecho en firme los populares se quedarían fuera de la ecuación de gobierno con lo que las posibilidades se quedarían reducidas a tres, el tripartito más probable formado por PSOE, BNG y NOS, lo que les otorgaría un total de 10 concejales de los 17 que forman Corporación, el pacto entre PSOE, Cs y BNG que les daría un gobierno en minoría gracias al apoyo de los nacionalistas pero sin llegar a gobernar, o por contra el poco probable acuerdo entre PSOE, NOS y Cs.

Así pues entre todas las configuraciones posibles, el grupo independiente liderado por Carlos De La Peña juega un papel fundamental al aparecer en dos de las combinaciones que están sobre la mesa y aunque manifestó abiertamente su voluntad de llegar a un acuerdo con los socialistas y con el BNG, declaró que  “todavía quedan muchos temas abiertos además de la definición del marco general”. En esta línea el líder de NOS mantiene que “si las negociaciones van retrasadas con el grupo socialista, aún más lo están con los nacionalistas”, aunque se mantiene confiado en que las novedades lleguen de manera inminente arbitradas por el PSOE. “No tenemos en mente una reunión a tres bandas ya que el que se ocupa de todas las negociaciones es el partido socialista como lista más votada”,  añadió. En cuanto a un posible acuerdo con el PP, De La Peña afirmó que mantiene relaciones con su cabeza visible y actual alcalde en funciones, Ángel Rodal, pese a que estas no llegaron al plano oficial “políticamente hablando”. 
Pese a que las decisiones en firme se darán a conocer en los próximos días todo apunta a varios desmarques, por un lado el del PP y por otro Cs, ya que este último apenas mantuvo acercamientos con el resto de grupos durante los últimos días según manifestaron fuentes de los grupos implicados. 

Por otra parte el mutismo de los populares desde la villa marinera es total y Rodal prefiere mantener la cautela. Mientras que los socialistas tiene tres posibles configuraciones para gobernar en mayoría y otras tantas para hacerlo en minoría, el caso de los populares es muy diferente al contar tan sólo con una jugada maestra, el tripartito PP, Cs y NOS. 

Carlos Gómez: "Hay buena sintonía, pero faltan flecos"

 Lejos de dar una respuesta en firme, el cabeza de lista socialista, Carlos Gómez, explicó ayer a este diario que las negociaciones están muy avanzadas para llegar a un acuerdo de gobierno sin matizar de qué fórmula se servirán para llevar la batuta de mando de aquí al 2023, de todas las que se encuentran encima de la mesa. Sin embargo Gómez adelantó que de poder elegir se decantaría por un gobierno de diez y no de nueve. “Hay buena sintonía y disposición para gobernar pero faltan flecos”, explicó. 
Pese a que el número uno del PSOE continúa manteniendo un cierto clima de cautela de cara a los posibles pactos que se puedan dar a corto plazo, inclina la balanza hacia un tripartito entre el BNG, NOS y su grupo. Sin embargo también es consciente de que "esos pequeños asuntos que quedan por perfilar como todos los aspectos que pudiesen quedar por tratar podrían ser un condicionante a la hora de cerrar un acuerdo", añadió. 
Del grupo nacionalista se da por descontado que apoyará el gobierno de los socialistas al encontrarse recogido en su programática aunque cualquier decisión adoptada siempre se acuerda previamente mediante la celebración de una asamblea. En este caso quedaría por confirmar cual será su postura final, es decir, si apoyarán a PSOE y NOS para que gobiernen con ocho ediles quedándose en la oposición, o si se subirán al tren del tripartito hasta 2023. n