Atlántico

ÁREA METROPOLITANA

Pazos de Borbén vive una campaña de denuncias

Varios vecinos piden una investigación ante la Agencia de Protección de Datos

La residencia de mayores de Amoedo en la que supuestamente habría censados de forma irregular.
La residencia de mayores de Amoedo en la que supuestamente habría censados de forma irregular.
Pazos de Borbén vive una campaña de denuncias

El ambiente electoral sube varios grados en Pazos de Borbén, municipio en el que recientemente la candidatura de Alternativa Veciñal denunció que varias personas que no residen en el ayuntamiento están censadas irregularmente en la residencia de mayores de Amoedo. Recientemente, un grupo de vecinos, alertados por la difusión de sus datos personales del censo a través de mensajes de whatsapp, han decidido denunciar a los representantes de Alternativa Veciñal ante la Agencia Española de Protección de Datos.  El motivo de la denuncia es que, además de los nombres de las personas a las que Alternativa acusa de no residir en el municipio, en las fotografías que circulan estos días por whatsapp a raíz de la polémica, se ven claramente los datos personales de más vecinos.
La denuncia se presentó de forma telemática ante la agencia estatal y, según indican los denunciantes, pretende desvelar quién es el responsable de que los datos de los vecinos “anden pasando de mano en mano”, ya que, tal y como se recoge en la denuncia, “además del anuncio de alternativa en los medios de comunicación, tuvo que haber alguien con acceso al censo electoral que difundió fotografías a través de whatsapp con los datos personales de los vecinos”. otra de las denuncias aporta como prueba un mensaje en las redes sociales del hijo de una de las concejales de Alternativa Veciñal, una fotografía en la que aparece una columna entera de datos. 
Además, en el propio mensaje, el hijo de la edil reconoce que tiene acceso a los datos del censo pero que no puede publicarlos. “Será necesario aclarar como esta persona tiene acceso a los datos del censo. Quién le dio acceso o quién le envío la fotografía que luego recortó”, recoge el escrito. De esta manera, los denunciantes esperan que la agencia realice las investigaciones necesarias para determinar las responsabilidades y la autoría de dichas fotografías lo antes posible y "esperamos que esto suponga una línea roja y que esta situación no se repita nunca”. n