Otra fuga en el emisario dejó el depósito de Moaña al 30%

El emisario submarino que abastece de agua desde Vigo a Cangas y Moaña tuvo ayer una segunda fuga, igualmente en el entorno del puerto deportivo vigués de A Lagoa, provocando en el caso moañés que el nivel del depósito de Outeiro bajase al 30%, aunque en ningún momento quedó sin agua el tubo que cruza la Ría de Vigo.
El edil de Obras y Servicios de Moaña, Víctor M. Pastoriza Lino, explicó que la segunda fuga consecutiva fue esta vez fuera del puerto deportivo, siendo de nuevo reparada colocándole los buzos un anillo al tubo. Para evitar que entre agua del mar en el emisario y que la fuga pueda ir a mayores, la empresa Aqualia ajusta la presión del agua a O Morrazo, lo que supone reducir el caudal, en el caso hasta las siete de la tarde no comunicaron a Pastoriza que el problema fuera solucionado. La Xunta ratificó que en junio habrá un segundo emisario, pero a Pastorizan preocupan y mucho las continuas fugas.

Te puede interesar