VAL MIÑOR

Nigrán instala desfibriladores en todos sus colegios

La medida sitúa al municipio como uno de los más cardioprotegidos de toda Galicia con un total de 17 elementos instalados. 

Rubén Rial y Juan González y con un grupo de alumnos en uno de los centros educativos.
Rubén Rial y Juan González y con un grupo de alumnos en uno de los centros educativos.
Nigrán instala desfibriladores en todos sus colegios

Nigrán dotará a la totalidad de los centros educativos del municipio de desfibriladores externos automáticos (en adelante DESA) así como la realización previa de cursos de preparación a los docentes que se encargarán de su utilización en caso de necesidad. Su instalación, que comenzó esta misma semana está dirigida a los centros de A Galiña Azul, CEIP Carlos Casares, Cruz en Camos, Mallón, el Humberto Juanes y en As Dunas que se suman a los adquiridos recientemente para la Policía Local, Consistorio, las instalaciones deportivas del pabellón municipal, Condomínguez y campo del Vilariño, así como el alquiler de otros tres para los puestos de socorrismo en temporada estival. 


En total son 17 los dispositivos cuya adquisición asciende a 25.000 euros y que convierte al municipio en uno de los más cardioprotegidos de Galicia. El alcalde Juan González, por su parte, se mostró muy satisfecho con su implantación ya que según explicó “su posesión y correcta utilización puede suponer un factor decisivo para la vida o la muerte”. Cabe destacar que su instalación es obligatoria tan sólo en la comunidad de Madrid y que sólo un 5% de los centros educativos del territorio nacional poseen este tipo de elementos por lo que “una vez se remate su instalación nos colocará a la vanguardia sanitaria en este aspecto”, aclaró el regidor.  Los "DESA" son unos elementos de carácter inteligente, pues una vez conectados detectan de manera autónoma si es necesario efectuar una descarga con un porcentaje de efectividad muy alto en los primeros momentos e incluso puede prevenir de lesiones cerebrales derivados de la falta de oxígeno, una circunstancia muy común cuando el corazón fibrila, ya que no permite una correcta distribución de sangre oxigenada por todo el organismo. Además por cada minuto que una persona pasa en parada cardiorrespiratoria las posibilidades de sobrevivir disminuyen en un 10%. n