Será ya la decimotercera vez que la policía clausure las instalaciones desde el año 2002

La hormigonera de Vilar será precintada de nuevo mañana

Instalaciones de la hormigonera Grupo JCA, situada en la parroquia redondela de Vilar.
El Ayuntamiento de Redondela ordenó precintar las instalaciones de la cementera Grupo JCA Hormigones, así como al sexto cierre correspondiente al silo de la misma, mañana viernes 23 de diciembre, entre las 10.30 y las 11.30 horas de la mañana.

Con ésta será ya la decimotercera vez que se ordena la clausura de la nave, y la sexta del silo. No obstante, y a pesar de ello, a los pocos días es frecuente que los trabajadores continúen trabajando en ella, rompiendo el precinto que les impide entrar.

La nave, situada en la parroquia de Vilar de Infesta, carece de licencia de apertura y puesta en funcionamiento que ampare sus instalaciones. Los vecinos de la zona se muestran molestos con la fábrica, debido a los ruidos que genera. Asimismo, afirman no comprender cómo el gobierno de Redondela “tolera esta situación”, a pesar de mantener las resoluciones de cierre.

“Queremos manifestar que ante el tiempo transcurrido y la ausencia de efectividad de las medidas adoptadas, nos sentimos en una situación de desamparo total causada en primer término por la dejación de funciones del Concello de Redondela y en segundo lugar por la situación de colapso de los juzgados y tribunales”, sentenció José Manuel Crespo, en nombre del resto de los vecinos de Vilar. “No entendemos cómo contando con una sentencia firme que ordena la paralización total de la actividad, no sólo se continúa protegiendo a esta empresa, sino que nadie parece tener interés en que cierre”, añadió.

Según Crespo, el alcalde se puso en contacto con ellos para indicar que “no queía eso ahí, pero no ofrece una solución”, por lo que aseguró que “nos sentimos decepcionados con el nuevo gobierno municipal quien continúa en la línea del anterior, permitiendo que se pisoteen los derechos de sus vecinos en favor de una empresa que a día de hoy continúa desoyendo reiteradamente las órdenes municipales”.

“A pesar de la gran impotencia que sentimos tenemos la intención de continuar haciendo valer nuestros derechos y no descansaremos hasta que se lleve a la práctica lo que hemos conseguido judicialmente”, reiteró Crespo.n

Te puede interesar