Guerra jura 'por mis hijos' que tratará de salvar los 100 empleos

Guerra en la reunión con los empresarios y ediles.
'Juro por mis hijos que haré todo lo posible por ayudarles', llegó a manifestar ayer el conselleiro de Industria, Javier Guerra, a las 100 trabajadoras de Conservas Lago Paganini para que no quedase duda alguna de su voluntad por salvar los puestos de trabajo.
De hecho, hoy mismo estarán en Cangas los directores del Igape (Instituto Galego de Promoción Económica) y de Xesgalicia (Sociedade Xestora de Entidades de Capital de Risco) para precisar la inversión que necesita la empresa para retomar la actividad, todo hace suponer que en Cruzmar de Moaña, situada a pocos metros de la playa de A Xunqueira, dado que la otra alternativa, una nave en el cangués Alto da Portela, está ahora mismo en situación irregular. 'Haremos todo lo que esté en nuestra mano para solucionar el problema que tiene ahora Lago Paganini, puesto que Conservas Iglesias afrontará la reparación de sus instalaciones por sus propios medios', matizando que estos días deberán también hablar los seguros.

'Lo importante ahora es que la compañía tiene la garantía de que cuenta con el compromiso de la Xunta para financiar la maquinaria que precisa para retomar la actividad el 9 de enero, y eso es a lo que nos hemos comprometido'.

En la reunión con la patronal, Guerra comentó que es consciente de la situación, porque en su día ardió el aserradero de su padre.

Te puede interesar