Se constituyen como Asemblea Nacionalista de Gondomar al no entregar su acta

En Gondomar, los cinco ediles del BNG se dan baja de la formación

Antón García, Antonio Araúxo y Pauliño Del Río, tres de los cinco concejales que tenía el BNG en Gondomar.
Los cinco concejales que el BNG disponía en la corporación municipal de Gondomar acordaron darse de baja de esta formación política en una decisión tomada en una asamblea local celebrada el pasado 31 de marzo.
A los ediles se sumaron 40 militantes, el responsable local, y otras personas de larga trayectoria política y contrastada actividad social, cultural, vecinal, sindical, etcétera.

Asimismo, la asamblea local, con sólo dos abstenciones, se pronunció a favor de no entregar las actas de concejales al BNG por considerar que 'temos a obriga moral e o compromiso político de defender o programa electoral co que nos presentamos aos comicios municipais do ano pasado', según señala Xosé R. Valverde, ex-responsable local del BNG de Gondomar en un comunicado.

Por otra parte, también se acordó constituirse como Asemblea Nacionalista de Gondomar con el objetivo de defender el mencionado programa municipal y trabajar 'a prol dun novo proxecto político para Galiza, enraizado no país, participado pola cidadanía e pensado para o siglo XXI'.

La asamblea local del BNG que tuvo lugar el pasado 31 de marzo se celebró con el objetivo de analizar y reflexionar conjuntamente sobre la situación actual de la nueva organización y de las consecuencias derivadas de la Asemblea Nacional de Amio.

Después de un profundo y enriquecedor debate, la mayoría de los asistentes (más de un 75%) decidió que ya no merecía la pena seguir militando y trabajando por un proyecto político que consideran 'esgotado e que infortunadamente non quixo corrixir o seu rumbo na Asamblea Nacional de Amio'.

Valverde señala en el comunicado que contrariamente a lo que se esperaba, 'pechouse aínda máis en si mesmo no canto de procurar unha interacción franca cos sectores máis dinámicos e críticos da sociedade galega actual, entre outros coa mocidade'.

El pluralismo político que convivía en su seno, y que era uno de las principales señales de identidad del BNG quedó totalmente excluido de la llamada casa común del nacionalismo gallego, se añade en el comunicado.

Xosé Antonio Araúxo, portavoz hasta ahora del BNG, apunta que son muchos los que 'xa non se recoñecen' en ese BNG fundado en 1982, y por el que 'traballou máis de 30 anos. O peor de todo foi que ninguén (dos que 'mandan' dentro) fixese nada por remedialo', señala.

Asegura que se inicia 'un momento de novas ilusións' donde la militancia nacionalista de Gondomar ya está trabajando 'nun novo proxecto político, aberto á sociedade e centrado no século XXI'.

Te puede interesar