Atlántico

REDONDELA

El colegio de Chapela tendrá un semáforo en un mes

La alcaldesa se comprometió con el Anpa y  los vecinos de Angorén a aumentar las medidas de seguridad vial en toda la zona 
En la N-552 a su paso por Angorén se pueden ver los carteles en los que se pide un semáforo.
En la N-552 a su paso por Angorén se pueden ver los carteles en los que se pide un semáforo.
El colegio de Chapela tendrá un semáforo en un mes
nnn  La próxima semana se iniciarán los trabajos para la instalación de un semáforo en la N-552, a la altura del colegio Alexandre Bóveda, en Angorén. La noticia fue conocida ayer por los integrantes de la comunidad escolar y los vecinos en la reunión que la alcaldesa, Digna Rivas, mantuvo con el colectivo que exigía medidas de seguridad vial en este tramo de la carretera dada la peligrosidad de la misma y la existencia de un centro educativo. Además, en esta entrevista se conocieron los primeros estudios sobre un plan integral de seguridad vial para la zona, que incluye el acceso al colegio por un camino de doble sentido que en un futuro podría quedar en uno solo. La falta de un semáforo o paso de peatones en la zona -el más cercano está a dos kilómetros- originó a principios de mes una primera concentración de protesta de los vecinos. El pasado día 9, coincidiendo con el inicio de las clases, se registró la segunda, en esta ocasión con l as mochilas de los alumnos que todos los días deben cruzar la carretera.
En el encuentro se informó por parte del Ayuntamiento que en los próximos días técnicos de Fomento indicarán el lugar y las condiciones que deberá tener el punto en el que se instale el semáforo así como las restantes señales verticales y horizontales que deberán acompañarle. Después será el propio Concello el que se haga cargo de la instalación de mismo. Fuentes del Anpa aseguraron que esperan que el nuevo semáforo sea una realidad en un mes, asegurando que “la reunión fue muy fructífera y salimos muy satisfechos”.
En el mismo encuentro fueron informados también del proyecto de seguridad vial para la zona que está en fase de estudio y que incluye transformar en sentido único el camino que pasa delante del colegio. Con esta medida se pretenden aumentar las medidas de seguridad para los escolares, que además contarían con aceras y un espacio con columpios en un área ahora en desuso. Estas mejoras estarían finalizadas solo en el próximo curso.
Los representantes de la comunidad escolar transmitieron a la regidora la necesidad de acometer diferentes intervenciones en el centro, que con cerca de medio siglo de vida, necesita ya de algunas reformas. Entre ellas se encuentra la renovación del vallado, del falso techo de las instalaciones y revisar el alcantarillado, ya que los días de lluvia el agua se acumula en la entrada del colegio, formando charcos y dificultando el acceso.n