VAL MIÑOR

Otro coche impacta contra el cruceiro de Mañufe y lo destroza

El Concello de Gondomar protegerá la pieza y acometerá la recuperación integral de la zona

Los restos de la cruz y el capitel, que quedaron esparcidos por la calzada fueron recogidos por personal municipal.
Los restos de la cruz y el capitel, que quedaron esparcidos por la calzada fueron recogidos por personal municipal.
Otro coche impacta contra el cruceiro de Mañufe y lo destroza

El Concello de Gondomar baraja el rescate  del proyecto de restauración del puente románico de Mañufe elaborado por el arquitecto gondomareño Antonio Soliño que prevé la recuperación integral del espacio comprendido  desde el Cruceiro do Lugar do Acordo hasta la iglesia de San Brais. Se trata de un ambicioso proyecto, aun sin cuantificar que el alcalde, Paco Ferreira, y el concejal de patrimonio y Urbanismo, Antonio Araujo, han planteado al valorar los daños que sufrió  el cruceiro de la parroquia. El cruceiro debeser restaurado una vez más y no es la primera. Este domingo, un coche que circulaba por la carretera PO-340  impactaba contra el pedestal del monumento, al girar hacia Mañufe. La colisión provocó el desplome  del capitel labrado y a la cruz que mostraba una talla de Cristo en el anverso, y otra de la  Dolorosa en el reverso. Ambas piezas resultaron muy dañadas tras caer al asfalto. Operarios municipales recogieron los restos y los trasladaron al depósito municipal y retiraron también el fuste octogonal. 
Agentes de la Policía Autonómica visitaron hoy Gondomar para recabar los datos del conductor, que inicialmente se dio a la fuga pero fue localizado posteriormente. El Concello de Gondomar ha dado parte del siniestro a Patrimonio y al seguro, que asumirán la reparación de esta pieza, cuya perdida supone un gran daño para la riqueza cultural del municipio.
Ferreira explicó que pedirán asesoramiento a la escuela de canteiros de Poio para intentar  de proteger el monumento con algún tipo de balizamiento pétreo que salvaguarde la pieza de nuevas colisiones. En la anterior ocasión fue un camión de hormigón. 
 El peto de animas es "la única parte del monumento que no se tocó  nunca. El resto ha sido restaurado, incluso la columna", explicó Araújo. Al igual que el alcalde,  cree que hay que aprovechar el incidente para intentar proteger el monumento y retomar el proyecto de restauración integral de la zona hasta la iglesia de San Brais, incluida la recuperación del puente románico, datado en el siglo XII, aunque los expertos aseguran que su origen podría ser romano. "El proyecto ya está hecho,  solo hay que buscar financiación o llevarlo en varias fases en el presupuesto municipal". La iniciativa había sido encargada por el ex alcalde Fernando Guitián al arquitecto gondomareño Antonio Soliño con la intención de blindarlo ya que las riadas invernales amenazaban su estructura n