Atlántico

LOS GANADEROS DEL VAL MIÑOR ALERTAN DE QUE LA POLÉMICA SOBRE EL DISPOSITIVO REDUJO A LA MITAD LA ASISTENCIA A LA PRIMERA RAPA. SE SUBASTARON POR 40 EUROS Y EL CHIP CUESTA 50

Los caballos del curro de A Valga cuestan menos que el microchip

Los caballos salvajes del Val Miñor están en peligro y su futuro depende de un microchip. El dispositivo al que obligan las autoridades tenía como misión salvarlos, pero ha acabado por convertirse en una seria amenaza. Así lo afirman los ganaderos que se reunieron el pasado viernes con la eurodiputada nacionalista Ana Miranda y con representantes del BNG en los municipios de Gondomar, Baiona, Nigrán y Oia.
Los caballos del curro de A Valga cuestan menos que el microchip
Según los datos ofrecidos por el colectivo SOS Groba, la asistencia al curro de A Valga, celebrado en Oia el pasado fin de semana, se redujo a la mitad a pesar de que la Xunta decidió a última hora suspender la obligatoriedad de colocar el dispositivo electrónico, cuyo coste ronda los 50 euros. El problema llega a la hora de comparar el valor en el mercado, puesto que en este último curro la mejor yegua se vendió a 50 euros y el mejor potro se quedó en 40 euros. Por supuesto, el resto de los equinos vendidos estuvo por debajo de esos números.
Además, los datos de los ganaderos apuntan a que 30 de los 200 ejemplares que entraron en A Valaga acabaron siendo comprados para su sacrificio en Portugal y Valencia. Todo ello supone, a juicio de SOS Groba, un claro indicativo de que el microchip ha provocado que los propietarios comiencen a deshacerse de su ganado, con el consiguiente peligro de que la raza de caballo gallego autóctono desaparezca en la comarca. Al tratarse de una especie no rentable, se acentúa el problema a la hora de hacerse cargo de unos gastos inalcanzables para la mayoría de los ganaderos.
Tanto la eurodiputada Ana Miranda como los nacionalistas Antón Araúxo, Xosé Enrique Fernández, Eduardo Méndez Quintas y Miguel Giráldez coincidieron en que la Xunta de Galicia no está interesada en mantener los caballos en libertad.
También Xilberte Manso y Xosé Lois Vilar, de SOS Groba, destacaron las cualidades de la especie, tanto para la conservación de los montes de la comarca como para preservaer el patrimonio cultural de Galicia.
La eurodiputada llevará a Bruselas una pregunta sobre el problema y está previsto que en apenas un mes se produzca una nueva reunión con los ganaderos.