Atlántico

BAIXO MIÑO

Autorizadas las expropiaciones para las mejoras en la PO-552

Esta intervención cuenta con una inversión de la Xunta que supera los 540.000 euros
La carretera autonómica PO-552 transcurre por varios municipios del Val Miñor y el Baixo Miño.
La carretera autonómica PO-552 transcurre por varios municipios del Val Miñor y el Baixo Miño.
Autorizadas las expropiaciones para las mejoras en la PO-552
 El Consello de la Xunta autorizó ayer el proyecto de decreto mediante el que se declara la utilidad pública y se dispone la urgente ocupación de los bienes y derechos afectados por el proyecto de mejora de la seguridad viaria en la carretera PO-552, en los ayuntamientos de Tui y Tomiño.
El Gobierno autonómico financia esta intervención mediante la inversión de más de 548.000 euros, con la previsión de licitar el contrato de obras a finales de 2019. Esta actuación está enmarcada en la estrategia de la Xunta para eliminar los tramos de concentración de accidentes en las vías autonómicas en esta legislatura. Para esto, está prevista la ejecución de actuaciones en todo el territorio que superarán el coste de los 15 millones de euros.
El decreto de utilidad pública comprende la expropiación de los 14 predios necesarios para llevar a cabo este proyecto, cuyas actuaciones más importantes son dos nuevas glorietas en las intersecciones con las carreteras PO-344 y PO-350, en Tomiño y Areas, en el ayuntamiento de Tui.
La Consellería de Infraestructuras, considerando las aportaciones recibidas en el proceso de información pública que tuvo lugar durante el pasado mes de enero, definió la ejecución de una glorieta en la intersección de la PO-552 con la carretera PO-344, en el ayuntamiento de Tomiño; la mejora de la intersección del punto kilométrico 69+150, y la construcción de otra rotonda en la intersección con la carretera PO-350, en el ayuntamiento de Tui.
Mediante las mejoras de la seguridad viaria se atenderán aspectos de relevante importancia tanto para los viandantes como para los distintos tipos de vehículos. Estas medidas se complementan con la reordenación de los pasos de cebra, adaptándolos también a la nueva configuración de las intersecciones el refuerzo de la iluminación específica para estos pasos, con sistemas detección de peones que mejorarán la percepción del peón por parte de los conductores.
También se construirán aceras en el perímetro de las glorietas ejecutadas y se restituarán las paradas de autobús, dotándolas además de nuevas marquesinas.