Representantes vecinales se reunieron por vez primera con el Concello y la Guardia Civil

Las asociaciones de vecinos de Mos demandan seguridad

Reunión de Seguridad con las asociaciones vecinales, ayer en el CDL de Mos
La prevención y la comunicación entre vecinos y la Guardia Civil fue el tema clave de la reunioón celebrada ayer en el CDL de Mos 'para atajar los actos delictivos' en un municipio con población dispersa en un vasto territorio que abarca 10 parroquias y 83 barrios.

En la mesa de trabajo de la última reunión de la Junta de Seguridad (el pasado 4 de febrero), se tomó la decisión de establecer vías de comunicación directa con la población. Por eso ayer, las asociaciones vecinales se reunieron por primera vez en un acto considerado de vital importancia, con representantes del Concello y la Guardia Civil, para tratar conjuntamente sobre seguridad. Un encuentro que contó con la asistencia de la alcaldesa, Nidia Arévalo, su primer teniente de alcalde, Óscar Soto, el capitán de la Guardia Civil de Vigo, Antonio Iglesias Salas y el sargento primero José Ramón L. Pérez, jefe del equipo de la Policía Judicial de Vigo.

En este contexto, una por una, las asociaciones representadas en la reunión, expusieron sus puntos de vista e inquietudes de los barrios y parroquias. Y entre todos, acordaron la conveniencia de acercar el cuerpo de seguridad de la Guardia Civil a la población.Por su parte, los agentes aprovecharon para informar a las asociaciones la importancia que tiene la ciudadanía en la seguridad, ya que son quienes mejor conocen la zona en la que viven y pueden aportar una información valiosísima de primera mano, 'si detectan cualquier problema no duden en ponerse en contacto con la Guardia Civil', pidieron. Con esta colaboración directa, apuntaron, 'se podrá mejorar el servicio'.

Durante la reunión se abordaron temas como la violencia de género y las mujeres maltratadas, la delincuencia organizada de mafias extranjeras. Se abordó la necesidad de una mayor cobertura en seguridad para Mos debido a su dispersión geográfica y el aumento de la actividad empresarial. Motivos por los que la Guardia Civil se comprometió a estudiar fórmulas para destinar una patrulla diaria más en el municipio, aunque apuntaron que no sería fija. Hasta ahora opera en Mos una patrulla por cada turno y el cuartel cuenta con 18 agentes. Por último se informó de que en Mos, en 2012, hubo un descenso del 0.58% en el número de delitos con respecto a 2011 y bajó un 8,52% el número de faltas en el mismo período.

Te puede interesar