Tensión en los juzgados de Vigo