Sonrisas y lágrimas en la llegada de los vigueses que pasaron más de 24 horas en bus para llegar des