El puerto de Vigo participa en un simulacro