Los pasajeros atrapados en París llegan a Vigo