Pasajero vigués en Milán reclamando soluciones