Nace en Vigo la máquina deportiva más pequeña del mundo