El lotero de la Porta do Sol de Vigo muestra el décimo premiado con el Gordo de Navidad