Los rayos iluminaron la noche de Vigo