Policía y bomberos atienden a los heridos en el paseo de madera de las Avenidas en O Marisquiño