Danel y María, el gesto de los mellizos recién nacidos