La Policía Nacional intercepta en alta mar un velero cargado con 1.500 kilos de cocaína