Una ardilla consigue un vídeo espectacular después de robar una GoPro y llevársela a su árbol