El concierto de Operación Triunfo desata la euforia