Trump y Colau

¿En qué se parecen Donald Trump y Ada Colau? Aparentemente en nada. No es lo mismo ser el presidente de Estados Unidos que la alcaldesa de la capital catalana. Ideológicamente no pueden estar más distantes el conservadurismo del primero y el progresismo de la segunda. Pero el último fin de semana las actitudes de ambos les han acercado. Trump lo mismo llama gordo y bajo al presidente coreano, Kim Jong-un, al que dedica todo tipo de lindezas siempre que puede de un alto nivel político, como se comprueba a diario, que dice que Kim puede ser su amigo. Algo extraño, dice, “pero es una posibilidad”. Y lo mismo Ada Colau, que después de poner de vuelta y media al Govern catalán cesado por el 155 por haber “tensionado y engañado” al pueblo de Cataluña va a la manifestación para pedir su libertad como si una cosa no fuera consecuencia de la otra. Trump y Colau se asemejan a la hora de despistar a todo el mundo.