Tanto por ciento

Los sistemas de representación puros, a tantos votos tantos representantes, suelen conducir a la ingobernabilidad. Lo sabían bien los italianos que cambiaron su ley electoral para conseguir mayor estabilidad. Pablo Casado le ha negado a Soraya Sáenz de Santamaría una representación proporcional a los votos obtenidos en el congreso del cambio de dirección. Un curioso acontecimiento en el que el PP asume que una coalición de perdedores desbanque a la elegida por la militancia en primera instancia, acompañado del rechazo de la oferta trampa con la que la exvicetodo pretendía hacer valer sus votos. De cómo se resuelva esta cuestión del tanto por ciento dependerá que el PP sea un partido unido o un partido partido con su sector crítico y todo. Dice Casado que "no se puede pasar de la lista más votada a la proporcionalidad en dos días". Pero no le ha hecho ascos a los “apoyos Frankenstein” con los que ha ganado el Congreso. ¡Ay, que cosas pasan!