Padres e hijos

Los padres son capaces de hacer cualquier cosa por sus hijos. Y más si es para que tengan un trabajo que puede resolverles la vida para toda la vida. Incluso son capaces de  hacer cosas que están mal hechas y que pueden constituir delito. Por el momento está en fase de investigación pero la noticia es que un alcalde de un pueblo canario habría suplantado a su hijo en un examen de acceso a los altos cargos de la función pública canaria, según habrían denunciado algunos testigos. Lo sorprendente es que no se hayan dado cuenta los examinadores del supuesto cambiazo a no ser que padre e hijo tengan unos parecidos demasiado razonables.  En el caso de que se demuestre la veracidad de los hechos habría que preguntar al padre cual es el motivo último de su decisión. Quizá fuera para que por fin el retoño aprobara la oposición y abandonara el nido. En este caso su acción sería un eximente ante cualquier juez justo.