Lo que se pierde

Por el momento son rumores, o posibilidades sin concretar. Ninguno de los dos casos supone buenas noticias para Cataluña y los catalanes, y por extensión para España y para los españoles. Porque Cataluña puede quedarse sin la Agencia Europea del Medicamento y sin el Mobile World Congres. Pero tampoco hay que atribuirlo todo al procés. Al menos no el primer asunto.  España cuenta ya con una agencia europea mientras hay países de los últimos incorporados a la UE que no tiene ninguna y hay que repartir juego. Barcelona era una buena candidata, sin duda. Ahora las posibilidades se reducen. Y lo del congreso de móviles tampoco es la primera vez que está en el aire. Es un pastel muy goloso que cualquier ciudad quiere engullir. Cataluña y España están a punto de perder dos puntos ahora que nos hemos enterado por Carme Forcadell que el ‘proces’ ha sido una cosa simbólica.