La prueba del algodón

La prueba del algodón

En el conjunto de mistificaciones, medias verdades o mentiras en las que el independentismo ha fundamentado su campaña de proselitismo, la última es la consideración de los encarcelados por los delitos relacionados con la intentona independentista de Cataluña como presos políticos. Si hay una organización que sabe de presos de conciencia, como prefiere denominarlos, esa es Amnistía Internacional, de la que ahora no vamos a hacer el panegírico de su labor en la defensa de quienes se juegan el pellejo por defender los derechos humanos. Pues bien, para Amnistía Internacional ni ‘los Jordis’, ni Oriol Junqueras ni el resto de los exconsellers encarcelados merecen el reconocimiento como tales. Y eso lo ha dicho después de considerar que su encarcelamiento es “excesivo y desproporcionado”. O sea que a expensas de lo que decidan los tribunales por ahora son presuntos delincuentes comunes.