Herencia

Cuando el PSOE sabía que las elecciones de 2011 iban a ser una catástrofe nadie quería que ZP asistiera como telonero a sus mítines porque las medidas adoptadas para afrontar la crisis vaticinaban lo que ocurrió. Aun así, los socialistas poco después comenzaron a propagar la especie de que el legado de Rodríguez Zapatero sería reconocido en el futuro, sobre todo por las leyes sociales de su primera legislatura y de una u otra forma sus sucesores mantuvieron la llama de esas reformas. ¿Cuál será el legado que quede de la era Rajoy, cuando sus leyes sociales han supuesto un retroceso en el Estado de bienestar, sus logros económicos están empañados por la precariedad laboral y el incremento de las desigualdades y el desempeño en el problema catalán ha sido manifiestamente mejorable? Con Mariano Rajoy presente, su sucesor, Pablo Casado, desechaba su herencia sin necesidad de que lo hicieran los adversarios.