Fontaneros polacos

Fontaneros polacos

Otra vez el orgullo de la Pérfida Albión herido y la causas debieran hacérselas mirar. Un informe independiente encargado por el Gobierno británico señala que los trabajadores inmigrantes tienen una mejor ética del trabajo y suelen estar mejor cualificados que los propios británicos. Aunque este haz de la moneda tiene un envés más peliagudo, que trabajan más por menos dinero y menos derechos, sobre todo si proceden de los países del Este, de los últimos en incorporarse a la Unión Europea. O sea, que el fontanero polaco es mejor y más cumplidor que el fontanero inglés. Luego, aunque sea en tono jocoso, The Times se dedicará a poner de hoja perejil a los nacionales de otros países, singularmente a los españoles. Pero como país receptor de millones de turistas británicos a nosotros no nos engañan y sabemos que también hay una Britania profunda, que exporta holligans, adictos al balconing y seres capaces de absorber más cerveza que nadie. Cuando entre el vigor el Brexit y cierren sus fronteras se darán cuenta de su error. Y de que tendrán que trabajar sin excusas.