Celia

¡Qué desfachatez! Ha ido colocando a los suyos. Ha apartado a personas que habían venido realizando su trabajo a satisfacción y las ha reemplazado por otras que han acompañado al nuevo líder en su travesía política y que ahora ven recompensada su fidelidad con nuevos cargos que llevan acompasada una subida de sueldo. Y no, no es Pedro Sánchez que ha colocado en empresas públicas y cargos de responsabilidad a personas afines, lo que ha ocurrido siempre, sino que quien preside esa oficina de colocación es Pablo Casado, que continúa con la remoción de diputados con responsabilidades en el grupo parlamentario para colocar a los suyos en puestos de responsabilidad. Nada más lógico. Ha hecho lo que hacen todos, rodearse de los suyos, a muchos de los cuales la valía se les supone como a los soldados el valor. La operación se ha llevado por delante a la diputada Celia Villalobos que ya no forma parte de la Diputación Permanente. Los jóvenes se afianzan derribando iconos históricos.