Candidato

Parece que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, habría tanteado al exvicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que fuera candidato a las primarias para el Ayuntamiento de Madrid, y que su predecesor en el cargo orgánico habría rechazado. Se trata de un movimiento que demuestra que el PSOE tiene problemas para encontrar a un candidato solvente para ganar la capital. Y no porque el tentado no tenga pedigrí, sino porque ha sido el líder socialista que ha llevado al PSOE a los peores resultados en unas elecciones generales, las de 2011, cuando dejo a su partido con 55 escaños menos de los que tenía al pasar de 165 a 110 en una competición bipartidista. Luego llegó Sánchez y bajó hasta 84 escaños en 2016, pero ya estaban en elterrenode juego los dos partidos que decían represnetar la nueva política, y Podemos y Ciudadanos pescaron en su electorado. Muy mal tiene que estar la cantera del PSOE para recurrir a Rubalcaba. Además su negativa ha sido interpretada como un desacuerdo con su política, como la de los barones a los que derrotó en las primarias.